algůn dia me condenaran
y me gustaran las vistas




"A la llegada de Hércules al Olimpo,
Atlas
sintió redoblar el peso sobre sus espaldas."


Μεταμορφώσεις.




( recomiendo poner la música ►
↓ barra parte inferior de la pantalla ↓ )

jueves, 27 de diciembre de 2012

Y en la lluvia.

Mila se balanceaba de la botella calle abajo como si pesara la tonelada que sus caderas habían perdido en alguna parte, y eso que no quedaba una gota dentro.
Cansada de tirar piedras y recibir miradas. Que ella quiere humanos, joder.A pedazos si hace falta, pero personas capaces de romperse desgañitados y no héroes que rescaten.
— Niña, no elegimos a quiénes nos atamos — le dice un viejo tirado en el suelo del parque.
Ella escupe. — Es tan perfecto que lo acabaré matando. O el amor me ahogará antes. Quiero llover como lo hacen las nubes, quiero verme en el agua como lo hace al caer la luna...
— Quemaremos el cielo.
—Y el fuego llegará tarde, que yo no respiro, que yo me abraso — le destila la ginebra de los ojos cuando se remolca por la noche, borracha de mirar estrellas. Y el viejo recita frío mientras se muere con la.imagen impregnada de ella.
— Querer a alguien tan de tristeza como tú. Hasta que acabáis los dos ahogados en lluvia.

5 comentarios :

Srta.While dijo...

Querer así es tan destructivo y triste, la verdad es que no me gustaría vivir un amor que me matase por dentro. Realmente no.

(abrazo
fuerte)

La chica de los chicles dijo...

me encanta, es que es fwpfwahagh *-* en serioo hahahaha sobre todo la parte de : quemaremos el cielo. bufff, escribes perfecto niña! xDD
me declaro tu fan hahaha

Saludos de la chica de los chicles, que espera algun día escribir la mitad de bien que tu(:
http://lachica-deloschicles.blogspot.com.es/

andii* dijo...

Sin palabras.

abrazos (de oso)

Bonnie dijo...

'Que yo no respiro, que yo me abraso.'
Sin palabras, eres muy grande.

Besos;
(desde
lejos de
París)

H. dijo...

Tengo un problema con cómo escribes. Lo haces tan rematadamente bien, que me quedo sin palabras (escribir, digo).

Infinidad de sugus.