No sé si podría hacerlo.

(clic, imagen germen)

Se abrazaron como si fueran dos extraños en lugar de los mejores amigos.
—¿Qué ha sido de ti? —dijo Pierre, enredándole la melena. Ella gruñó.
—Va todo bien. La uni, el novio, ya sabes... —se apartó para peinarse y le miró, sonriente. —¿Y qué pasa contigo?
—Tout bien. —se le escapó en francés.
Se miraron un momento, casi incapaces de creer que hubieran pasado tantos meses sin verse.
—¿Debo deducir que has pisado otra vez Francia?
—Qué puedo hacer. —se encogió de hombros con una sonrisa resignada. —Tengo familia allí, ya sabes...
Captó perfectamente su silencio.
—¿Qué pasa?
—Ya tengo el dinero para París —murmuró ella, antes de darle la espalda y mirar el cielo.
Exactamente a la altura a la que se erguía la torre, calculó con rapidez Pierre antes de abrazarla.
—¿Qué haces aquí? —susurró.
La notó temblar, entendió con sorpresa.
—Me da miedo llegar a mi sueño, Pierre —susurró. —Me da miedo haber gastado tantas horas, tantos sueños, tantos folios cubriendo pasos para un camino que resultará en un chasco.
Sonrió entre dientes. Los sueños tienen derecho a cumplirse. No sé si podría hacerlo.
—Dudo que pArís pueda decepcionar a una de sus fieles amantes, Let. —le dijo en voz muy, muy baja, para que la torre Eiffel no se sintiera celosa.

Comentarios

andii* ha dicho que…
Me encanta ♥
Y la imagen!
Mi farse favorita es la última, es hermoso.
Que linda pareja estos mejores amigos que al mismo tiempo son desconocidos.

(ositos
de goma)
Sapphire ha dicho que…
Adoro los relatos dónde París es una de las protagonistas. Tiene aspecto de guardar tantas historias y secretos...
Esta en concreto me hace sentir curiosidad por los dos personajes.

Un beso, te sigo :)
Adriana ha dicho que…
Grande. :)
Sash ha dicho que…
¡Pero que París seguro no desepciona!
Muy lindo relato, un abrazo :)
Yüe Béret ha dicho que…
Estoy segurísima que pArís no le decepcionará en absoluta, sino todo lo contrarío. Y yo me pregunto, ¿por qué han estado tantos meses sin verse?

latidos de
morfina
Miss Frenesí ha dicho que…
Seguro que no la decepciona. Este texto me ha recordado tanto a While.. :)
Un beso enorme bonita!