algůn dia me condenaran
y me gustaran las vistas




"A la llegada de Hércules al Olimpo,
Atlas
sintió redoblar el peso sobre sus espaldas."


Μεταμορφώσεις.




( recomiendo poner la música ►
↓ barra parte inferior de la pantalla ↓ )

miércoles, 9 de mayo de 2012

"No lo encontrarás."

(clic)

«Era todo borroso.
»Una imagen trémula que ha viajado a través de años incontables.
»Tumbada, sus ojos miran el techo. Hay una rosa en un jarrón de cristal junto a la cama.
»La cortina le acaricia la frente antes de que el viento muera.
»Angela lleva el traje negro. La sangre del balazo mancha la camisa blanca.
» Sonríe, cruzada de brazos.
»Su pelo es tan largo que le cubre en parte la mancha. Sin el tinte cenizo, sus ondas, bailantes con la ligereza de las cortinas, recuperan su gris rojizo natural.
»Ladea la cabeza un poco, como si la bala siguiera en su cerebro, adormecida, apenas doliente.
»Sonríe. Nunca la ha visto sonreír tanto.
—Al fin despiertas, pequeña mía.
»Evele no recuerda haber visto una felicidad tan serena en su rostro nunca.
»En la realidad, Angela no volverá a sonreír así. Como si todo fuera bien. Su pelo no lucirá ese rojizo. No volverá a caminar nunca más. La bala que la ha destrozado por dentro le mató el corazón hace mucho.
»Evele no podrá escuchar el silencio del viento mientras su madre sonríe. Ella nunca podrá volver a ser su madre. En estos juegos de sangre no hay segundas oportunidades.
»Y aún así aquel instante que jamás se fue del todo valió la pena.


»Que fuese una mentira no hizo que su corazón llorara menos cuando cerró los ojos, tumbada, con la cortina trémula acariciando su mejilla, comprendiendo que tenía que marcharse para siempre.»

4 comentarios :

andii* dijo...

Que triste…
Joder Clío, siempre me sacas una lágrima con tus textos.
Son tristes al tiempo que hermosos.
Tienes un don (:
Me encanta… pobres… tan rotos como el universo entero.

(ositos
de goma)

Miss Frenesí dijo...

A instantes que no tienen precio.
Un beso enorme :)

Nazaret Coquette dijo...

Qué melancolía tan adorable
Pequeñas gotitas de agua salada descienden sobre mis mejillas sonrosadas y legan hasta línea curva que describe la comisura de mis labios, una brillante sonrisa.
(cada día me enamoro más y más de tus bellas letras:)

*mimitos cubiertos de azúcar
y un poquito de canela*

Srta.While dijo...

Hace mil que no me paso por aquí, Clío, me encanta como has dejado todo esto (y más me gusta esta entrada)