(I) Unus.


Tus párpados destilaban amarga sal.
Tus pestañas empapadas en ayer dejaron de verme marchar.
Tú, en ruinas, me cerraste la puerta para no poder volver a penetrar en tu alma.
Como si pudieras lamerte a solas todas las heridas hasta curar las huellas que te dejé a mi paso.


lo siento.

Comentarios

Miss Frenesí ha dicho que…
"Como si pudieras lamerte a solas todas las heridas hasta curar las huellas que te dejé a mi paso." (L)
(sobras las palabras)
(N)evermore ha dicho que…
Metáforas tan perfectas que da miedo leerlas en voz alta, por si se fueran a romper.
Limón. ha dicho que…
Echaba de menos ese aire melancólico tan tuyo:3
andii* ha dicho que…
Triste.
Pero real.
Concuerdo con los otros tres comentarios. Me encanta (:

Sonrisas espolvoreadas!
Mandarina ha dicho que…
Has vuelto a poner comentarios!
Me parece un texto muy maduro...me gusta mucho, lo veo muy poético y evolucionado respecto otros textos tuyos de tema similar (ale, crítica seria :) )
Nazaret Coquette ha dicho que…
Qué melancolía tan perfecta.
(Es una delicia de texto y me quedo con la primera frase :)

(mimos con azúcar)