(II) Duo.

Y me le quedé mirando.
Como si fuera a bastar alargar la mano para coger su alma y retenerla para siempre a mi lado.
Atada, para que no volviera a intentar escaparse.
Amordazada, no fuera  a hacerme daño de nuevo.
Ahí, quieta.
Para que su agridulce veneno siguiera emponzoñándome hasta erradicarme.
Para que jamás volviera a repetirse ese momento, en el que mi cuerpo en ruinas temblaba como un castillo de naipes ante un soplido y tú franqueabas la puerta, dándome la espalda.
Prometiendo que para siempre.
para siempre.

Comentarios

Miss Frenesí ha dicho que…
Hay veces en las que es mejor dejar irse a alguien, sobretodo si su alma no hace más que provocarle espasmos a la tuya.
Un beso enorme bonita :)
Nazaret Coquette ha dicho que…
Amor absoluto por tus letras.
malalechesemidesnatada ha dicho que…
Amores que no matan, pero destruyen...

Maloles.
andii* ha dicho que…
Oh! Me encanta (:

Sonrisas espolvoreadas!
Carlos Rodríguez Arias ha dicho que…
Sólo tú consigues desaparecer y regresar algunos días de forma tan perfecta, tienes línea directa con mi corazón
Te echo de menos chica dragón, pero céntrate y ten mucha suerte ^^

Besos de dragón
para la chica dragón