El pequeño castillo que desafiaba a la ciudad de dios.



 El castillo se alzaba hasta rasgar las nubes con fría soberbia.

 Los mortales lo miraban con una homogénea mezcla de desprecio y recelo mientras sus vidas languidecían. Las inmortales aves, en cambio, visitaban su cúspide con insultante facilidad y remoloneaban entre las gárgolas y los ángeles que decoraban aquellas puntiagudas coronas, destinadas a ofender a las nubes.

 El castillo no era el único hechizo que poblaba el mundo, pero la magia no podía pelear con los demonios si los humanos les daban de lado.



Qué triste que una tierra tan mágica tenga que verse arder entre el extremismo y la intolerancia, murmuró una niña de ojos húmedos.

Comentarios

Momo Storyteller ha dicho que…
¡Para Maga tú y este tipo de texto que (me) hechizan!


(mimos)
Miss Frenesí ha dicho que…
"destinadas a ofender a las nubes." (L)
Una niña muy inteligente por lo que veo :)
Un beso enorme bonita!
Мaяtuxx ha dicho que…
Ooohh que guay! Me imagino a la niña en lo alto de ese castillo hechizado, medio impresionada medio decepcionada.. Me encantan los castillos cargados de misterio:)
Unbesin!
andii* ha dicho que…
ese castillo intrigante… me pregunto cuantos secretos más tendrá y cuales esta dispuesto a revelar (:
y la niña, como dice Miss Frenesí, es muy inteligente u.u
ya me cae bien :)

Sonrisas espolvoreadas!
Carlos Rodríguez Arias ha dicho que…
Pobre niña, es una auténtica pena
Entrada preciosa ^^

Un beso
Babú ha dicho que…
Me temo que la niña tiene razón.
(Es bonito, Eri)
Caramelos y regalices :)
Mandarina ha dicho que…
Nada, nada, a secar esos ojos y crear hechizos nuevos ;)
Limón. ha dicho que…
Si que es triste, si...
Limón. ha dicho que…
Si que es triste, si...
Agnes ha dicho que…
Que penita...!
Aves inmortales... que aspecto tendrán? bonitas o feas?
Un besoooo !:)