grafito impermeable.

Horas dibujando.
Los aún pequeños dedos retorcidos en torno al lápiz, las orejas oprimidas por los cascos, el pelo deformado, pobremente recogido, el cuello dolido de las horas inclinado sobre el dibujo.
Las manos tiznadas por el grafito, el papel cuidadosamente impoluto. Y llega él, un gilipollas cualquiera, le arranca el cuaderno y rasga el dibujo en trozos, más y más pequeños, que se pierden deshechos en el viento. Horas de trabajo y esfuerzo enviadas a la mierda, por un idiota que se ríe como una hiena psicótica mientras sus manos se retuercen sobre su lienzo.
Y él no hace nada, observa. Sólo observa, porque hay una cosa muy importante que el asno ese no sabe.
El idiota destruye lo que él crea. Pero él hace la magia de crear de cero.
El primero mata. él solo sueña.

Comentarios

Komaki ha dicho que…
Siempre tememos por nuestros dibujos, pero esa hiena no tendría que haberlo hecho. PFUIT!

(tan genial como siempre ^^)
¡besotes!
Annie Montauk ha dicho que…
Por mucho que destruyan su papel, la idea siempre estará intacta en su mente.
Esa es la virtud del artista.
Clà Mott ♥ ha dicho que…
Gilipollas así hay muchos
Babú ha dicho que…
FANTÁSTICO, últimamente me estoy viciando demasiado a tus blogs...
Miss Frenesí ha dicho que…
Siempre habrá gente que destruya las creaciones de los demás.
Un beso enorme :)
andii* ha dicho que…
it's true :)
Kay Williams. ha dicho que…
Guau, pues la verdad es que debe de tener bastante paciencia. Porque yo no sé qué le hubiera hecho.
Tengo que aprender del chico.

Feliz Navidad :)

K.
Limón. ha dicho que…
Es bonito eso de soñar.
Мaяtuxx ha dicho que…
Me ha hecho gracia lo de "reirse como una hiena psicótica". Creo que tienes razón, él solo destrozará sueños y trabajos, mientras que ella y aquellos que no dejen de soñar podrán reconstruir sus sueños una y otra vez y llegará un momento, en el que los cumplirán:)
Unbesin