La ley del magnetismo

Prometimos nunca dejarnos ir. Lo tatuamos en los árboles, dejamos el sabor agridulce del juramento empapado en el aire.
Y aquí estoy yo, con mi tristeza bebiendo lluvia, los párpados plegados con fuerza, los dedos cruzados mientras descansan sobre la sucia calzada. Dejo que mi pelo se impregne de toda la vida que ha corrido sobre ruedas de goma por el mismo punto sobre el que descanso yo ahora, un camino que ya no conducirá a nadie más, un paso ya muerto,
exactamente igual que yo.
No nos engañemos, porque seguiré soñándote cada noche al apagar la luz, aún me engañarán los pájaros cuando vuelen lejos de mí, igual que hiciste tú. Poco hizo falta para alejarnos, pero es que mi corazón se empeña en no entender nada de física: sólo le gusta la ley del magnetismo, esa de atraernos, de pegarnos hasta tener que bucear en la boca del otro para hallar el aliento, de fundirnos como dos gotas aunque nos estrellemos contra el suelo.
No pienso moverme, si me levantara acabaría hundido en tu pecho, y ahora ya sé que ahí es donde guardas -bien escondidas- las cien cuchillas que luego clavas con maestría en el corazón que late con sólo infundirle tu aliento.
Y lo peor es que, si abriera los ojos y por alguna broma divina viera tus ojos tatuados en el cielo, olvidaría que estoy aquí.

Comentarios

Limón. ha dicho que…
:3 me encantas!
Babú ha dicho que…
"mi tristeza bebiendo lluvia" ¿de dónde sacas las palabras? <3
Sasha Rouge ha dicho que…
Que texto más precioso.
"porque seguiré soñándote cada noche al apagar la luz" Esta frase me ha enamorado no, lo siguiente <3

(un beso :)
Carlos Rodríguez Arias ha dicho que…
Es increíble, me enamora
Un beso
Alessandra Borowski ha dicho que…
Vale, yo asimilando todo esto, ¿porqué no estoy más por blogger? Esta es una de las entradas que me animan a seguir leyendo los blogs y es una de las entradas que me guardo en favoritos, me ha encantado, enserio, muero*-*
Mandarina ha dicho que…
Me encanta lo de 'pegarnos hasta tener que bucearl en la boca del otro, de fundirnos como dos gotas'...qué forma de describir la pasión sin perder el resto del texto un tono dulce..:)
Mavy ha dicho que…
:'(
Que bonito!!
"ahí es donde guardas las cien cuchillas que luego clavas con maestria en el corazón..."
P. ha dicho que…
El último párrafo es increíble: "y lo peor es que, si abriera los ojos y por alguna broma divina viera tus ojos tatuados en el cielo, olvidaría que estoy aquí" es tan tremendamente real que asusta... asusta porque te puede pasar cualquier día.
Un beso Rom, tus textos empapados de realidad sí que me quitan el aliento ^^
María Abellán ha dicho que…
Muy bonita.
Tus palabras tienen fuerza, me han llegado al corazón.