just once

Siempre quería saber cuánto la quería. Siempre quería que le hiciese regalos, le diese besos, la abrazase, la acompañase a todas partes. Quería que pasásemos toda la Vida juntos, cada minuto, cada segundo y cada décima.
Se dio cuenta de que esto estaba acabando conmigo, se marchó y buscó a otro que sí quisiese fundirse con ella para perder todo rastro de independencia el uno del otro. Creo que en realidad se fue porque nunca supo cuánto la quise.
Si me hubiese mirado a los ojos de verdad una vez.

Comentarios

Adriana♥ ha dicho que…
Que boniito!!
Aunque un poco triste :(
Me ha encantado
un besito
Mandarina ha dicho que…
Me suena...sé de lo que hablas ^^
Summer ha dicho que…
Así son las niñas caprichosas y egoístas. Es difícil embarcarse en una relación, tienes que tener en cuenta los sentimientos de la otra persona y qué le puedes aportar... pero la gente no quiere darse cuenta.

Cada vez que vengo cambias el diseño del blog! Me gusta mucho, sobre todo la vaquita! jajaj
Un saludo :)
Anton Cannobal ha dicho que…
Me hizo sentir una especie de mal reflejo. Es muy egoísta el "amor", por así decirlo, a veces. Un abrazo :)