algůn dia me condenaran
y me gustaran las vistas




"A la llegada de Hércules al Olimpo,
Atlas
sintió redoblar el peso sobre sus espaldas."


Μεταμορφώσεις.




( recomiendo poner la música ►
↓ barra parte inferior de la pantalla ↓ )

miércoles, 13 de abril de 2011

Sí, tendedles una mano.

¿Sabéis qué? El odio, suelen decir, no es un arma. Yo vengo a deciros justo lo contrario. Sí, señoras y señores, el odio es un arma, es una gran arma, probablemente la más poderosa, porque es capaz de que las demás adquieran una potencia inimaginable. El odio es un arma que muchos estúpidos han empleado a lo largo de la Historia, pero no, no nos engañemos, porque también ha habido gente inteligente dominada por ese odio y que ha causado un gran mal al mundo...
No voy a pediros que pongáis la otra mejilla. El odio no debe ser recompensado con sumisión: tended una mano a los que odian, porque, si os habéis resguardado de sus emociones, habéis sido más fuertes que ellos.
El odio debe ser recibido por almas superiores, capaces de recibir ese ácido y permanecer impasibles, deben poder seguir por encima de él. No os incito a aniquilar a los que odian. Os animo a que toleréis su existencia, lamentablemente, y os animo a que seáis más fuertes y mejores que ellos, porque sólo desde arriba se puede mirar al odio sin caer en él. Os aseguro que el mundo sería mejor sin odio. Os aseguro que es extremadamente difícil librarse de ese estigma... Os aseguro que, cuando se consigue, se es mucho más feliz.
-este discurso y la persona que lo escribió tuvieron un final: ambos fueron asesinados.-

esta historia es completamente ficticia: las palabras proceden de mi prodigiosa cabecita.

8 comentarios :

Srta.While dijo...

Esta entrada si que me ha dejado con la boca abierta :O
(Yo también pienso que el odio es un arma, y demasiado poderosa)

Cosquillas de Notre Dame
(y una zancadilla de mi parte
¡zasca! :)

Katua dijo...

La existencia del odio es inevitable, es mejor saber utilizarlo, que hacerlo de malas maneras.
Me gustó mucho la última frase, y el texto está bien bonito :)

Mr. X dijo...

El que odia es porque un día amó mucho
Ha sido una de tus mejores entradas, muy muy bonita
Un beso

Coleccionista de sueños imposibles dijo...

Un arma de las más poderosas el odio, sobre todo porque suele ir acompañado de las ganas de venganza y sentimientos similares...
Gran entrada :)

Blanca G. dijo...

El odio debería ser aniquilado, pero a falta de eso, lo mejor es saber perdonar a la gente que lo padece. Ellos no tienen la culpa, solo son víctimas de sus crueles garras.
Un beso (grande)

MaRiNa dijo...

Triste pero cierto.

En el mundo hay demasiado odio por todas partes, apoderándose de mucha gente y dañando a mucha otra. :/
¿Donde no hay persona que no te odie? Pero se que no solamente esta ese odio sino el odio,que como tu has dicho,hace que otras cosas sean armas peores, que pueden acabar por ejemplo en una de las peores palabras que tambien hacen mucho daño.
Por desgracia el odio mueve muchas cosas.

saray dijo...

Espectacular. Espero que no acabes por algún rincón, sin vida.
Un sentimiento que jamás habrá entre nosotras, (o eso espero). No, estoy segura de que no sucederá.
Saludos.

LaU dijo...

El odio es una gran arma, demasiado grandezs quizás, por eso hay que tner cuidado y alejarse de él.
Un beso :)