-¿Crees en el destino?

Esa mujer pronuncia sus palabras sin saber dónde se está metiendo.
Pero ya las ha liberado: las cuatro palabras se clavan en mí como puñales. Realmente acuso el golpe. De repente, la habitación, Kieran, nuestra lucha... nuestro amor. Ya nada de eso parece importante. Vuelvo a ser la joven, casi una niña, que volvía a su casa. Que subía corriendo hasta el umbral, dejaba caer las maletas y abría la puerta para ver a aquella mujer de rostro infantil y bucles dorados que se arrojaba sobre mí riendo de auténtico júbilo. Soy de nuevo la cría que detestaba viajar, que siempre vestía de negro porque era un color que la ayudaba a sentirse real, mientras el resto del mundo parecía una vana ilusión.
Y vuelvo a ver a esa joven aniñada que tanto adoré, que tanto me adoró, atravesada por los cuchillos, la sangre brotando profusamente de su cuerpecillo exangüe, los ojos llenos de pavor pero su garganta suplicándome con un grito roto que me aleje, que la deje morir a solas, esa soledad que siempre odió, que me salve aunque implique que los últimos segundos de su existencia los pase abandonada. Vuelvo a intentar negarme, pero no con la suficiente vehemencia, Kieran -un extraño- me coge de la mano y echa a correr, me arrastra y miro hacia detrás, hacia Crica, pero no me retuerzo con suficiente fuerza, Kieran me arrastra y Crica estira su mano hacia mí, y yo dejo que mis pasos me alejen de ella.
Ahora ya no me importa ese nuevo sueño que ando persiguiendo, ni el Camino de las Estrellas -esa odiosa senda que tiene escrito nuestros Destinos-, ni los ángeles, ni la magia. Ahora sólo quiero llorar para volver a ser esa niña, por favor, ahora ya es demasiado duro seguir adelante.
Pero la magia y los ángeles obrarán todos los prodigios que la gente quiera. Porque existen, y los que creemos en ellos sabemos cuán reales son. Pero nada de eso es capaz de devolverte el brillo de los ojos de una persona que te miraba con auténtica adoración.
Por eso he dejado de leer novelas.
un spoiler de una nueva novelilla que anda por mi pen, me gusta mucho su estilo, espero que no haya demasiados conceptos raros...
para la próxima, espero que caiga al fin Código: SHAMBARA, algo que empecé a preparar hace semanas. ¬¬"

Comentarios

Adriana♥ ha dicho que…
Me ha encantado y esque, por raro que parezca, me gustan mucho las historias tragicas y que acaban mal :)
Un beso
Summer ha dicho que…
Hace días que no entro y justo ahora me encuentro con este texto. Buena entrada :)
Mandarina Fruitti ha dicho que…
Si te he hecho reir me alegro! Si que te echaba en falta!
Centinela ha dicho que…
Acabo de leer tu relato en Bad Romance, conmovedor, bastante. Me ha dejado un buen sabor de boca.

Un saludin, querida C: